Consigue lo que quieres asertivamente

comunicacion_asertiva

Mucho se habla de tener o establecer una buena comunicación, con nuestra pareja, con nuestros hijos, nuestros clientes, colaboradores y superiores.

La realidad es que es difícil encontrar o establecer una buena comunicación, y esto se debe en gran medida a que no sabemos escuchar o encontrar la empatía  para lograr establecer un vínculo de confianza en la otra persona.

Muchas veces buscamos hacer creer o imponer a la contraparte que nuestra manera de ver las cosas es la correcta y en principio la idea no es mala, solo que debemos saber escuchar, analizar y exponer nuestro punto de vista de manera que la otra persona comprenda, opine y fluyan las ideas.

La asertividad consiste en que nuestro mensaje y contexto de la idea a trasmitir sea exitosa captada y asimilada por el receptor, es ahí cuando comienza una “Comunicación Asertiva”.

A continuación les presentamos unos consejos que les pueden ayudar a establecer una comunicación asertiva

Utiliza frases en primera persona: En lugar de utilizar “estás equivocado”, di algo como “no estoy de acuerdo en esto”. De este modo, expresas tu opinión, más que rechazar o despreciar la opinión de otra persona.

Practica el NO: Tal vez piensas que para negarte a hacer algo tienes que tener una excusa, de manera que cuando no la tienes, no eres capaz de negarte. Pero esta es una idea falsa que va a hacerte más mal que bien. No necesitas ninguna excusa para negarte. Simplemente puedes negarte a hacer algo porque no deseas hacerlo o no te apetece. Practica cuando surja la ocasión y simplemente di algo como: “no me apetece”, “prefiero no hacerlo”, “eso no va conmigo”, etc.

Cuida tu lenguaje corporal: Tu cuerpo dice mucho más que tus palabras. Si tus palabras dicen no pero tu cuerpo muestra una actitud débil y poco convincente, la otra persona seguirá insistiendo hasta que cedas. Por tanto, mantén una postura erguida, mira a los ojos directamente, muestra confianza y serenidad, habla con claridad, sin gritar pero con un tono de voz algo elevado.

Cuidado con tus emociones: Si un tema te irrita demasiado y te entran granas de gritar, llorar o tener cualquier reacción emocional exagerada, cuanta hasta 10 cálmate primero antes de hablar, y piensa lo que vas a decir dos veces y cómo puedes decirlo de un modo que sea asertivo.

PreguntaSi crees que la contraparte no ha captado o sientes que tiene dudas siempre es bueno preguntar.

Al hacer esta pregunta puedes asegurar que el mensaje lo recibió y si existen dudas, esto es muy recomendable cuando nuestra contra parte es dispersa.

Se trata de ser firmes en nuestras decisiones de tal manera que no lleguemos a un punto de la pasividad (es decir, cuando permitimos que otros decidan por nosotros, o pasen por alto nuestras ideas y valores) pero tampoco en el extremo contrario de la agresividad e querer imponer nuestro punto de vista u opinión.

Mediante la asertividad, podemos comunicarnos de una forma clara y concisa, haciendo valer nuestro punto de vista y opinión ante los demás.

No existe un líder que no sea asertivo. Generalmente las personas asertivas tienden a tomar decisiones y guiar a otros de manera mucho más sencilla que quienes no cuentan con este rasgo esto no quiere decir que no se equivoquen, pero tiene la capacidad de comprender y cambiar de opinión y tomar una mejor decisión.

Por lo regular, las personas que siguen a líderes, son menos asertivas y las más asertivas tienen  al menos una visión clara del mundo y del camino que queremos recorrer, además cuentan con la habilidad de comunicarlo de forma asertiva, uno de los valores que promueve la asertividad, es el respeto.

Las personas asertivas son recordadas, no pasan desapercibidas, porque simplemente le comunican al mundo sus deseos y se los comunican con claridad. Exigen lo que se debe exigir y respetan a los demás. En todo caso que para exigir, se debe merecer, y si vas a comunicarte asertivamente exigiendo algo que es tuyo, primero debes interiorizar la idea de que lo mereces plenamente.

Leave a Reply